viernes, 25 de octubre de 2013

QUE MESA DE CENTRO ELEGIR PARA CASA

Hola amig@s, ya estoy de nuevo con vosotros, hoy os quería hablar de un tema que trae de cabeza a muchos de mis clientes y es que no tienen claro que mesa de centro elegir para su salón. Hoy os daré una serie de consejos para hacer una buena elección.

El tamaño, el material, el estilo, la utilidad y la colocación de una mesa de centro determinará nuestra compra final. Estudia tu salón y consigue tu mesa ideal.

mesa befara

Elegir una mesa de centro  para el comedor puede volverse un tanto difícil teniendo en cuenta la ingente cantidad de diseños que podemos encontrar en este campo. Las diferencias entre unas y otras abarcan desde el tamaño, la forma y su capacidad de almacenaje, hasta el material con el que están hechas.  Acertar en esa elección depende de que tengamos en cuenta todos esos aspectos, y será una elección que tarde o temprano tendremos que afrontar porque la mesa de centro se ha convertido en un elemento indispensable en todos los salones. Al menos, podemos estar tranquilos porque con tantos diseños diferentes que podemos hallar, seguro que hay alguna que se adapta a nuestros gustos y necesidades. 


TENEMOS QUE TENER DE EN CUENTA:


El tamaño: La superficie de la mesa de centro debe ser proporcional a las dimensiones del comedor; en la mayoría de casos no deberá ser ni muy grande ni muy pequeña. Para tener una medida de referencia, diremos que la mesa nunca deberá ser inferior a la mitad de la longitud del sofá, sino corremos el riesgo de que se quede un poco ridícula, aunque hay excepciones. En lo que se refiere a altura, la mesa lógicamente no puede superar la altura del sofá, porque sino, además de que nuestro salón parecerá más pequeño, lo más probable es que una mesa así obstaculice la visión y nos impida ver bien la tele y nuestro entorno. Si, por algún motivo en particular, nos gustaría que la mesa de centro pudiera alcanzar una altura mayor a la convencional, en ese caso podemos optar por alguna mesa de centro que cuente con superficies extraíbles y plegables.


                          www.ellagardecoracion.com

    El material: Es uno de los aspectos determinantes en cualquier tipo de mobiliario. La elección del material va a depender de tres factores fundamentalmente: de nuestro gusto personal, del resto de la decoración del salón y del entorno en el que va a convivir. Me explico: podemos adquirir una mesa de madera si queremos algo más rústico o queremos armonizarla con el suelo de parquet, por ejemplo; podemos escoger una mesa de cristal para ganar elegancia y ganar visualmente espacio en el comedor; e incluso podemos optar por mesas de piedras, metales o que combinen dos o más de estos materiales. Según nuestro estilo personal, según el diseño del resto del comedor y según si hay niños en casa o no, cada uno de estos materiales puede ser el más indicado.
    El estilo: La mesa de centro puede ser grande o pequeña, de madera o de mármol, pero cosa aparte es el estilo con el que ha sido diseñada. Por ejemplo, la forma. Es habitual encontrar mesas de centro rectangulares porque encajan mejor con la longitud del sofá; ahora bien, podemos hallar mesas totalmente cuadradas, redondas, ovaladas e incluso asimétricas. De nuevo la elección de esto va a depender de los tres factores que indicábamos antes: según el espacio del que dispongamos y según nuestro estilo personal todas las formas son válidas. Si hay niños por casa es recomendable evitar las puntas esquineras. Más allá de la forma, el estilo de la mesa también recoge la categoría de su diseño: clásico, rústico, moderno, minimalista… Siempre habrá que centrarnos en el resto de nuestra decoración
    Utilidad: No es lo mismo comprar una mesita de centro por tenerla de decoración en el salón, que comprarla con la idea de sacarle un provecho extra, bien sea para trabajar sobre ella, para cenar, para apoyar los pies… Debemos pensar para qué vamos a utilizar nuestra mesa y, en función de ello, podremos elegir cuál es la más acertada. A este respecto, tenemos que hablar de la capacidad de almacenaje de algunas de ellas; es otra opción a tener en cuenta y es que podemos encontrarnos con mesas muy simples y otras muy sofisticadas, que vienen con cajones, puertas, departamentos ocultos bajo su superficie, etc. Ya que la mesa va a ocuparnos un buen sitio en el hogar, puede ser más que interesante que nos aporte un espacio extra de almacenaje.
    www.ellagardecoracion.com
  • Colocación: Este último consejo nos servirá para cuando ya hayamos comprado nuestra mesa de centro perfecta y nos encontremos ante el reto de colocarla definitivamente en nuestro salón. En este momento, hay que tener en cuenta que la mesa debe estar separada del sofá unos cuarenta o cincuenta centímetros de distancia para que podamos pasar sin problemas por ese “pasillito” intermedio sin chocarnos con nada. Puede que las dimensiones de nuestro comedor no nos permitan jugar con tanta distancia, pero en ese caso habremos decidido mal nuestra mesa de centro porque como ya dije, primero de todo hay que saber escoger acertadamente el tamaño de la misma.

Bueno y, ya estamos preparados para afrontar esta compra tan cotidiana en el hogar. Y si además de acertar en todos estos aspectos, logras embolsarte una mesa original de esas que inventan de tanto en tanto… podrás decir sin miedo que tienes la mejor mesa de centro del barrio.

Recordar que en www.ellagardecoracion.com, os podemos fabricar el diseño que más os guste para tu casa o aquel que existe en vuestra cabeza y no encontrais.

Hasta pronto amig@s.